5 formas de combatir y prevenir el estrés

Las riñas con tu pareja, la presión en el trabajo, los problemas económicos… El ritmo vertiginoso de la vida permite el crecimiento de un enemigo silencioso: el estrés. El nerviosismo, la angustia y la tensión se van apoderando poco a poco de tu cabeza, contagiando esa debilidad a tus músculos. Tu mente y tu cuerpo te están pidiendo un descanso.

Necesitas recuperar la concentración para volver a rendir y alejar los fantasmas. Tómate el respiro siguiendo estas técnicas que te enumeramos a continuación.

Técnicas para aliviar el estrés

Con la práctica de estas recomendaciones volverás a sonreír y todo volverá a su estado inicial. Apunta:

Desconecta en la naturaleza

El ruido genera más ruido, con lo que la ciudad no es una buena aliada en tu causa. Una ruta por el monte, un paseo por la playa… La naturaleza cura y el contacto con aire puro te hará cambiar el chip. Eso sí, emprende tu camino sin el móvil. Si hay un elemento dañino en esta situación es tu teléfono. Piensa que podrías vivir perfectamente unas horas sin él. No va a pasar nada por que contestes más tarde a tus mensajes.

Dibuja para ser feliz

El arte es el mejor amigo para desconectar. Con él expresarás tus sentimientos más profundos. Sus beneficios son múltiples. Y es que dar rienda suelta a la creatividad ayuda a mejorar la autoestima. También, la motricidad y la forma en la que te comunicas con los demás, además de favorecer la concentración y la inteligencia emocional. Coge lápiz y papel y empieza a dibujar. Y ¿quién sabe? Quizá hay un pequeño genio en ti que estaba por descubrir. Acude a una escuela de pintura y déjate llevar. Por ejemplo, aprende a pintar con Lucia Espinós y sal de dudas.

Ponle banda sonora a tu día

Que la música es terapéutica es una verdad universal. Sin ella la vida sería un error. Una simple canción nos puede hacer experimentar sensaciones gratificantes. Sus efectos beneficiosos sobre nuestro estado de ánimo están probados. Y recuerda que sonreír te calma y te aporta esa tranquilidad necesaria para desestresarte. Por lo tanto, escucha esos temas que te traen buenos recuerdos. Y canta bajo la ducha. No importa si al escucharte dan ganas de salir corriendo.

Introduce cambios en tu dieta

Comer de forma saludable no solo te sirve para cuidar tu figura. Los beneficios van más allá. Una rutina alimentaria basada en ingerir grasa y bollería industrial aumentará tu estrés. La pesadez se apoderará de tu cuerpo, incrementando esa sensación de agobio constante. Entrarás en un bucle sin salida. Una dieta sana y equilibrada te permitirá sentirte más ágil y más receptivo. La expresión "somos lo que comemos" resume correctamente tu situación.

Aumenta tus horas de sueño

Tan importante como alimentarse bien es descansar. Gozar de un sueño reparador resulta primordial para afrontar el día. Si no has dormido las horas necesarias, te sentirás sin fuerzas. Todo lo que hagas lo harás a medias, situación que te llevará a la insatisfacción. Piensa que esa tarea que tienes pendiente puede esperar. Prima tu descanso por encima de ella y cuando emprendas ese cometido lo afrontarás con más fuerza.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies