Ejemplos de empresas con un buen branding y reputación
branding-reputacion

La importancia de la buena reputación en nuestro medio global. El mundo empresarial ha cambiado mucho en los últimos años debido, principalmente, al auge que la información digital ha ido adquiriendo. Hoy en día ya no es solo que el mercado digital suponga una fuente de ingresos enorme para las empresas, llegando a convertirse en el cien por cien en algunas de ellas conocidas por todos, sino que la forma de informarse y comunicar también ha cambiado, debido a esa misma visión.

Así, la reputación que antes se realizaba directamente o a través de ciertas campañas aparece hoy, sobre todo, a partir de la red, llegando en pocos momentos a todo el mundo. Y es por eso por lo que una buena reputación es fundamental para cualquier corporación hoy en día, porque lo contrario podría suponer pérdidas a nivel mundial, no localizadas como pudiera ocurrir en el pasado.

Empresas con buena reputación

Las diferentes estrategias que cada año se articulan para medir la buena o mala reputación de las empresas suelen basarse en todos o varios de estos siete identificadores: integridad, liderazgo, ciudadanía, innovación, resultados financieros, oferta de productos y servicios, y entorno de trabajo. A partir de su combinación podemos ver que las mejores empresas son aquellas como BMW, Google, Nintendo o Sony, consideradas de alto nivel pero accesibles, a la vez, a un amplio segmento del público.

Empresas españolas con buena reputación

Entre las empresas españolas con mejor reputación apenas hay sorpresas, puesto que aparecen todas aquellas que acuden a la mente de cualquier persona. Inditex, Mercadona, Banco Santander, BBVA o Mapfre son algunas de ellas. Otro buen ejemplo de empresa con gran reputación dentro del mundo de las reformas es la de la empresa empresa de reformas de pisos, aunque es bien conocida la importancia que una buena reputación puede tener en este sector. En realidad hablamos en esta lista de grandes corporaciones que poseen el capital suficiente como para invertir adecuadamente en su publicidad corporativa, además de no estar sujetas al vaivén inmediato de los mercados, por lo que pueden contar con más margen de maniobras que otras empresas similares.

Recuperando una buena reputación y perdiéndola

Sí que destaca en esta clasificación el hecho de cómo una buena o mala posición en cuanto a la reputación de la empresa no es, en modo alguno, algo definitivo. Existen dos ejemplos paradigmáticos de ambas situaciones. En el punto positivo se puede observar la reentrada en el ranking de las empresas mejor valoradas de Bankia, que salió del mismo hace unos años en plenos desmanes provocados por la crisis económica y que es concebida ahora por los clientes potenciales como una empresa seria y amigable que ha sabido reconducir su filosofía.

En el otro extremo podemos hablar de Volkswagen, la empresa alemana que se vio perjudicada este año por el escándalo de los motores trucados para que contaminasen más de lo permitido por la Unión Europea, y que ha bajado más de setenta puestos en este listado, pasando de ser una de las empresas con mejor reputación a protagonizar la mayor bajada.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR