¿Qué equipamiento se necesita para hacer copias de llaves de coches?

Tener una copia de la llave de tu vehículo es algo imprescindible; en cualquier momento se te puede perder, se te puede estropear o directamente dejar de funcionar. Existen diferentes métodos que te pueden ayudar a hacer una copia… sin embargo, a pesar de que los vamos a revisar a continuación, nosotros siempre te vamos a recomendar que te pongas en manos de empresas profesionales.

De esta manera, si la llave no funcionara, tendríamos la posibilidad de reclamar.

Diferentes métodos para hacer una copia de la llave de tu vehículo

Lo primero que tienes que saber es que no todos los métodos sirven para todos los tipos de llaves; de hecho, hay algunas que están preparadas con férreos sistemas de seguridad que evitarán que puedan ser copiadas fácilmente. Además, recuerda que también hay algunas que disponen de una baliza que se sincroniza con el mando; si el mando no está, por mucho que tengamos la llave, el coche no arrancará:

Primer método: Botella de refresco + mechero 

Para poner en práctica este remedio necesitaremos estar en disposición de un mechero, de un trozo de plástico (que podemos sacar comúnmente de una botella) y de la llave.

Lo que hacemos es calentar la llave lo máximo posible y luego colocarla en el plástico. Con mucho cuidado, presionamos lo máximo posible y el calor se encargará del resto. Sin embargo, es posible que algunos pequeños puntos no queden perfectos, por lo que podemos utilizar unas afiladas tijeras para corregirlos.

Como resultado nos puede quedar una llave casera que abrirá cerraduras que sean sencillas; dependiendo de la rigidez del material, la llave resultante será más o menos dura.

Segundo método: Copiando una llave con una regla de plástico 

Este método te ayudará a crear una llave mucho más dura, pero se necesita de un nivel de precisión y de destreza mucho mayor.

Lo que necesitamos será un cutter y una regla de plástico. Lo único que tenemos que hacer es fijarnos en la llave original que nos servirá como modelo y usar el cutter para analizar los pequeños recovecos con el objetivo de crearla lo más fiel a la original.

Probablemente no nos va a abrir a la primera, por lo que tenemos que usar el cutter para ajustarla hasta que funcione.

Tercer método: moldes 

Este tercer método es más sencillo, pero también más caro. En vez de complicarnos la vida, lo que podemos hacer es comprar kits que ya están preparados; lo más normal es que se utilice el metal fundido con el que habitualmente se fabrican las llaves.

Cuarto método: impresoras en 3D 

Lo último de lo último es hacer las copias con impresoras en 3D; si tenemos un modelo que las imprima y sabemos cómo hacerlas, será sin duda, el método más sencillo.

En este sitio podemos conseguir el duplicado de llaves que queremos a unos precios muy reducidos, para evitar tener que seguir los pasos anteriores  y frustarnos al no conseguir el resultado deseado.

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies